jueves, 4 de septiembre de 2008

Taller de Teatro

Hola, transcribo un excelente texto dramático de Cinthia Fernández, Gabriela Romero, Constanza Sgarbanti y Antonella Antivero, de 2º2ª T.M. Lo comenzaron en el Taller de Teatro y lo terminaron en clase de Lengua. Ahí va:

(Rodrigo y Tatiana discuten acerca de qué hacer con el cuerpo de su hermano, porque deberían enterrarlo, pero la ley lo prohíbe, y está previsto quemarlo en la hoguera)

Rodrigo (desesperado): Tenemos que recuperar su cuerpo.
Tatiana (llorando): No lo hagas...es muy peligroso. Temo por nuestra seguridad.
Rodrigo (gritando): ¡¡Lo recuperaré como sea!! Cueste lo que cueste...lo enterraremos como se lo merece.
Tatiana (confusa): ¿Y qué pasará con nosotros? Nos matarán.
Rodrigo: Si es necesario que me maten para que él pueda descansar en paz, lo haré...no me importa lo que me pueda pasar.
Tatiana: ¿No entendés la gravedad de la situación? No podré superarlo...si algo te sucede...sería demasiado.
Rodrigo: Nada puede ser más feo comparado con lo que le están haciendo a nuestro hermano.
Tatiana (resignada): Pero ya no puede hacer nada.
Rodrigo (llorando): Puede ser, pero no lo podemos dejar ahí.
Tatiana (tranquilizándolo): Lo mejor va a ser que nos olvidemos de él.
Rodrigo: Nunca, aunque me cueste la vida y la tuya también.
Tatiana: Bueno, ¿querés morir?, que así sea.
Rodrigo: Pero...¿vos me vas a ayudar?
Tatiana: ¿Acaso querés que mañana tu cuerpo amanezca junto al suyo?
Rodrigo: No podría soportar vivir con el remordimiento de que no hice nada por enterrarlo dignamente.
Tatiana: Yo siento lo mismo, pero ¿creés que vale la pena morir? Si así lo querés, yo también moriré por su honor.

4 comentarios:

Adriana dijo...

Chicos: excelente texto. Tiene una gran fuerza dramática. El conflicto está planteado con las palabras justas, sin desbordes inútiles. El lector va acompañando el dolor de los dos personajes y comprende las razones de los dos.
Felicitaciones, Adriana S. C.

María Graciela dijo...

Hola, chicos:

Me gusta mucho la escena teatral que escribieron, se ajusta en todo a la consigna de los coordinadores. Se reconoce claramente el conflicto a través de un diálogo muy coherente y conmovedor entre los hermanos, y de las acotaciones que lo acompañan. Las razones que los dos oponen son legítimas, pero la convicción firme de uno termina por convencer a la otra. ¡Felicitaciones!

Graciela Torres

M.D. dijo...

Chicos, felicitaciones por la escena! Leerla es como estar viéndola! El desarrollo del conflicto es muy claro, y cada palabra es un golpe de efecto! Dan ganas de saber cómo sigue... Si leen la obra podrían pensar en la escena siguiente...

Un placer compartir su espacio de creación,

Martin Domecq

diego c dijo...

Es, de verdad, una escena buenísima. La tensión dramática del diálogo da, como dice Martín, ganas de seguir leyendo (o viendo, ¿quién sabe, no?).
Muy buen trabajo. Y qué bueno que siguieran trabajando en lo que habían empezado a escribir en el taller.

Quiero darles las gracias a los tres cursos con los que estuvimos.
La atención, la participación y la creatividad que pusieron nos demuestra que hay ganas y posibilidades de cambiar las cosas. O, al menos, de construir juntos un espacio de participación, discusión y creación.


Bueno, ¡basta de tanta seriedad!

Un saludo para tod*s los que me conocen.

Diego Carballar